¿Cuáles son los beneficios de la fisioterapia en personas mayores?

La fisioterapia no está únicamente destinada al tratamiento de lesiones, la denominada terapia física o terapia ocupacional realizadas en centros de fisioterapia, se preocupa del manejo y la restauración de la movilidad física de personas mayores con unos beneficios altamente demostrados.

¿Cómo funciona la fisioterapia en adultos mayores?

La Terapia Física no presenta límites de edad. Funciona siempre que un paciente la necesita y se adapta perfectamente a las condiciones físicas y motoras de cada persona. Esto explica por qué las técnicas empleadas con jóvenes deportistas o con pacientes que se recuperan de alguna lesión no son exactamente las mismas que se aplican a los mayores. Teniendo en cuenta estas diferencias, ¿en qué consiste la fisioterapia para personas mayores?

El ejercicio físico durante la tercera edad resulta fundamental para conservar un buen estado de salud. Los fisioterapeutas geriátricos son conscientes de que en esta etapa de la vida empiezan a presentarse algunas limitaciones de tipo motor o funcional y emplean sus técnicas terapéuticas para ralentizar estos procesos y fomentar la calidad de vida.

La fisioterapia en personas mayores están orientado principalmente a:

  • Lograr una mayor confianza del paciente en sus capacidades locomotoras.
  • Conservar o recuperar la autonomía en actividades de la vida diaria.
  • Maximizar la movilidad articular y la fuerza muscular.
  • Mejorar los patrones de marcha y equilibrio.
  • Promover la práctica de actividades físicas de un modo saludable.
Vivir más, vivir mejor': los beneficios de la fisioterapia entre las  personas mayores — Asociación Benéfica Geriátrica

Retos a los que se enfrenta la fisioterapia geriátrica

La fisioterapia en personas mayores aborda los problemas locomotores en pacientes a partir de los 60 años desde una triple perspectiva que analizamos a continuación:

Prevención

Trabajo de capacidades como la fuerza muscular, el equilibrio o la amplitud articular permiten al paciente seguir relacionándose con su entorno en unas condiciones físicas óptimas. Si se quiere prolongar la autonomía de una persona de edad avanzada hay que insistir en estos aspectos que, por otro lado, servirán para evitar esas caídas accidentales cuya recuperación suele ser muy aparatosa.

Diagnóstico

A través de la fisioterapia para personas mayores se puede identificar el origen de una dolencia, valorar la gravedad de una lesión o determinar qué factores están desencadenando una limitación en la movilidad. Esta capacidad diagnóstica de la fisioterapia pondrá al especialista en el camino adecuado para la búsqueda de una solución.

Rehabilitación

Aunque se trata de la faceta más conocida de la fisioterapia, ya hemos subrayado que no se trata de la única. No obstante, hay que poner de manifiesto la relevancia de esta disciplina médica en el tratamiento y la recuperación tras lesiones musculares o articulares.

Autor entrada: admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *